AL LECTOR:

Narraciones de hechos y acontecimientos recordados por el autor; otras recogidas de la tradición oral y escrita.

domingo, 2 de diciembre de 2012

ROMANCES, TROVAS Y OTROS ESCRITOS POPULARES: PORRÚA (I)


"EXCURSIÓN A CUERA", 1934

por Manuel Romano Haces. Nolón.

I
Son las seis de la mañana,
mucho la gente madruga
y en alegre caravana
plan, planito, hala que hala,
la emprenden por La Mazuga.
II
Es hombre conocedor
el capitán que los guía
y nadie siente temor,
ni se arredra del calor
en tan venturoso día.
III
Todos siguen a Ramón
sin miedo a romper la crisma
que, si Pelayo volviera,
con esa tropa venciera
a la fullera morisma.
IV
Son dueños de la palabra
Victorín y el gran Quinito,
sin llegarse a comprender,
no es posible, qué va ser,
en medio de tanto grito.
V
Aunque está justificada
la una y otra porfía
sin importarles un bledo,
porque Gabriel ni Alfredo
dicen esta boca es mía.
VI
Como gamos perseguidos
dejan atrás La Mañanga
por el sol algo aturdidos
y se miran afligidos
al ver tan lejos Peñablanca.
VII
Con semblante acogedor,
descienden al valle todos,
como si nadie los viera,
pasan por Collau Rubiera
y antes la Prida y los Corros.
VIII
En La Concha de la Cueva,
al mirar para El Travieso
y verlo tan empinado,
se queda alguno perplejo,
mas pronto está reanimado.
IX
Ramón les dice los nombres
del camino que va a Cuera
y ya Juanón y Quinito
cerraron del todo el pico
sin llegar a Jorticeda.
X
Aquí saciaron la sed
en esta fuente bendita
que Dios puso en la vereda
entre xetos de tomillo
y albahacas de pradera.
XI
Ya están sobre los picachos
de la alta cordillera,
y Sebas da un "viva España"
que percute en La Cabaña
de La Cruz de Ventaniella.
XII
Asoman a Tornallás
y Juan lanza un bozinazo
de aquella altura roqueña
que se escucha hasta en Carreña,
estremeciendo el espacio.
XIII
Recibidos en la Vega
por su canciller Tamés,
les preguntó por Rioja:
tenía una pata coja
y se quedó en Llagapiés.
XIV
Desde la abrupta Lluvinca
contemplan un panorama
de una belleza inefable
viendo Cabrales, un valle
que goza de justa fama.
XV
Frente a ellos está el Naranjo,
soberbio y piramidal,
donde algún desventurado
dejó la vida de lado,
por hacer lo que Pidal.
XVI
Por La Cerrosa, hasta El Cantu
y, a la orilla de una fuente,
mitigaron la carpanta,
sobre la braña por manta
y dando diente con diente.
XVII
Sorprendidos se quedaron
en el pico de Turbina,
el más alto que hay en Cuera,
contemplando la marina
desde Colombres a Nueva.
XVIII
Nacho lanza un "ijujú"
Como mozo en Noche Buena,
comparando aquellos riscos
a los que encuentra mellizos
de las montañas de Luena.
XIX
Ahora Juan canta:
"La Pica de Piedra Llacia
es la más alta de Cuera
y yo digo que Turbina
ventaja alguna le lleva"
XX
Todos vieron con espanto
cómo el Alcaldín, al vuelo,
haciendo muy raros trucos,
se trepaba a los hayucos
y Sebastián desde el suelo.
XXI
Con grandes dificultades
descendieron con valor
dandos sendos trompicones
y sietando los calzones
por la parte posterior.
XXII
En La Canal de las Torres,
pasaron las de Caín,
a lo que nadie era ajeno,
porque se le cansó un remo
al valeroso Alcaldín.
XXIII
Un descanso y se reponen,
por razones ilusorias,
y rendidos, cien por cien,
van caminando al vaivén,
al salir de Las Berodias.
XXIV
Por El Texedu, de noche,
pasamos por La Pereda
cabizbajos y maltrechos,
pero siempre satisfechos
de aquella excursión a Cuera.

FIN

Versos tomados de unos apuntes que me proporcionó Víctor Tamés, vecino de Porrúa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario