AL LECTOR:

Narraciones de hechos y acontecimientos recordados por el autor; otras recogidas de la tradición oral y escrita.

domingo, 24 de febrero de 2013

LÁPIDA EN LA FUENTE DE LA HUERTA'L MONXE


Hace tiempo que ya publiqué un texto referido a este tema. En él detallo cuando con dieciocho años había trabajado de peón en la construcción del chalé del pintor Segura. Fue el primer conocimiento que tuve de los bufones, fenómeno kárstico de los acantilados, en los que el mar resopla y expulsa por las grietas de la caliza, su salado aliento de espuma al cielo en columnas de varias decenas de metros. Los bufones de Santiuste de Buelna son de los más populares de la comarca, junto con los de Arenillas en la localidad de Puertas de Vidiago. Algún día tendré ocasión de recorrer la zona, me prometí entonces. No me imaginaba que pasados unos años me dedicaría a la enseñanza, y por mayor coincidencia, en la Escuela de Pendueles, a escasos tres kilómetros de Santiuste.
Pasados otros tantos años, recabé en la plaza de la Escuela Unitaria de Pendueles, donde di clase durante quince años a los niños y niñas, tanto de Pendueles como de Buelna. Con el ánimo de conocer el entorno, llevé la clase en múltiples ocasiones al campo, al bosque y al mar, donde la naturaleza brinda múltiples recursos didácticos como complemento a la teórica de los libros. Así fue como descubrí la Huerta'l Monxe o del “Monxe moro” que de igual forma se la reconoce entre los vecinos.
Siguiendo la costa desde Pendueles, entramos en términos de Buelna y seguimos hasta el final, dentro de una extensa finca de varias hectáreas. La visita por la huerta se vio interrumpida por la presencia del ganado que daba miedo a los más pequeños del grupo. Tuve tiempo de ver, en una hondonada del prado, un cierro de piedra de considerable grosor y altura. Al oeste de dicho muro, encontré el dintel de una antigua puerta que da aceso al recinto amurallado.Cuando acabé de dar la vuelta a la muralla, observé detenidamente las piedras del dintel de entrada y encontré señales evidentes de haber sido encajada en él una robusta puerta.
Tendría que volver otro día sin niños, para verlo desde dentro y obtener una explicación más plausible que la de redil del ganado que me dieron los vecinos a quienes consulté. 
Haciendo pesquisas, me guiaron los pasos hasta la casa de la Llobera, habitada por una pareja: Mario y Conchita, abuelos de varios de mis alumnos. Habían vivido en las dependencias que tiene el caserón de Santiuste destinada a la servidumbre y llevaron la administración de la granja de ganado a que fue destinada toda la finca y conjunto de tierras de labrantío y bosques pertenecientes a la misma propiedad que la del Palacio. Granja y casa están separadas por la N-634, cerca del puente de La Franca, sobre el río SanTiuste, hoy más conocido como el R. Cabra y que en tiempos pasados, era la demarcación frontera entre La Montaña, bastón de Laredo y el de Llanes, en Las Asturias. 
Fueron Mario Díaz y Conchita quienes primeramente me aportaron el nombre de la huerta que hasta entonces no había oído decir a nadie y como comprobé años después hasta el presente, mucha gente lo desconoce como "La Huerta el Monxe" o Monje. Inmediatamente pensé en algún eremita perdido en oraciones por esta costa y busqué sin éxito la ermita de Saint Iuste o San Justo. Hoy creo que pueda tratarse de la capilla anexa a la edificación y a la que nunca tuve acceso. En la cuesta que se levanta al sur de la finca, creí ver los restos de alguna edificación donde pudiera haber existido dicho templo, pero por los datos obtenidos de la gente, parece ser que se trata de los restos de un viejo palomar de forma circular, aunque tengo indicios de que se trate de una atalaya como las que existen aún en la finca de La Talá de Llanes, que servían como lugar de avistamiento y protección de la costa. 
Seguí indagando entre las gentes de mayor edad de ambos pueblos. De ellos destaco la aportación de datos que me hizo Ramón Pidal Noriega, avezado pescador, no sé si alguna vez superado por otros del pueblo, y que abundan en los contiguos pueblos. Él me contó que había una fuente con una piedra plana con leyenda ilegible para él por el moho que tenía. Quedé en acompañarle para que me la enseñara, pero lo fui dejando tiempo hasta que, de forma inesperada quien podía indicarme, se nos fue para siempre y con ello dejé aparcado el tema de la lápida de Santiuste.
La finca, en la actualidad está limpia de maleza. Sólo los arraclanes, los madroños, alloros, robles y encinas permanecen en manchas por parte de la finca. Sin perder de vista los datos aportados por la historia que dicen del palacio que perteneció a un inquisidor, no tengo por menos de imaginar el uso que le pudo haber dado al reducto que hoy se conoce como “Huerta'l Monxe moro”.
En la esquina a izquierda mano de la fachada este del citado palacio, se puede ver la placa en cerámica con el dibujo en azul de los dos santos que le dan nombre: San Justo y Pastor. Me hace pensar que la advocación de la capilla del palacio pudiera ser a estos dos santos.
Pues bien, coincidencias de la vida, recientemente tuve ocasión de reconocer la famosa lápida, pero no en el sitio donde me había hablado mi amigo R. P. N. y ya sin moho en su grabación pude encontrar la siguiente inscripción, aunque también hay palabras que por incompletas, siguen siendo de difícil transcripción. Dice así con trazo fino:
<< M IZOSSE ESTA FVENTE A ESPENSAS

M JSS S DIOS FELIPE RUBIN DE CELIS J PARIENTE

MAS DE S. M. Jpnbi ROCENSVALLES HALLANDOSE EN SU

ANO DE 1192 RUEGAN A DIOS POR EL Y
LOS SUYOS >>


Hay algunas letras rotas, seguramente del tiempo que estuvo colocada junto a la fuente de la Huerta'l Monxe. La lápida en sí también presenta algunas grietas, propias de las calizas de montaña.

Nota nueva: 

En el diccionario geográfico universal, 5: dedicado a la Reina Nuestra Señora …que encuentro en esta dirección de Google, leo la referencia a D. Felipe Rubin de Celis y Pariente, prior de Roncesvalles y gran abad de Colonia, entre otros insignes y linajudos personajes llaniscos.

http://books.google.es/books?id=VOzBnYZuzFYC&pg=PA496&dq=FELIPE+RUBIN+DE+CELIS++J++PARIENTE&hl=es&sa=X&ei=czJ6UYG-IcT17AaPoIGACg&ved=0CDcQ6AEwAA#v=onepage&q=FELIPE%20RUBIN%20DE%20CELIS%20%20J%20%20PARIENTE&f=false
Este libro se puede bajar en archivo *.pdf ofrecido por la biblioteca de Google a la que se accede.



No hay comentarios:

Publicar un comentario