AL LECTOR:

Narraciones de hechos y acontecimientos recordados por el autor; otras recogidas de la tradición oral y escrita.

lunes, 15 de agosto de 2011

"LOS GUAJES DE LA MARINA"

Desde luego, el nombre escogido para unos músicos, no tiene nada que pedir en lo que respecta a originalidad y definición de lo que es el propio grupo. Si elegimos la acepción más apropiada que da el diccionario de la Lengua al término 'guaje', son cinco muchachas y cuatro muchachos de dos grupos de edad. La marina, es el término que se usa, allende el Cuera, para nombrar en general a los pueblos cercanos a la mar y, por tanto, a los de la cornisa llanisca donde se engendra este grupo musical.

Intentaré describirlos. Los tres más veteranos, en cuanto a tablas se refiere, son:

Chema Rozada Sampedro que, aunque dice con merecido orgullo ser de la Malatería, adquirió grandes lazos de proximidad y amistad en la parroquia de Vidiago. Si digo que no tiene estudio musical alguno, no lo digo en sentido peyorativo, todo lo contrario, intento realzar más su valor de autodidactismo, el gusto estético musical y la capacidad de improvisación en el escenario. Esto hizo que formase parte de varios grupos y orquestas en el gran mundo musical del "directo" a la guitarra.

Jesús Sánchez Pérez es de San Roque del Acebal. Bajista del grupo, es el complemento del equipo que tratando de pasar desapercibido sin conseguirlo, evidentemente por su estatura, pero también por el apoyo que aporta con el bajo al resto de instrumentos para conseguir un emplaste perfecto en el sonido. Tal como lo haría un pintor con los colores, que esa es su ocupación laboral.

Victoria López Cortina es de Puertas. Las tablas las tuvo que hacer desde bien guaja en los escenarios del Coservatorio donde obtuvo la titulación de Profesora Superior de Violonchelo, a la vez que se licenciaba en Historia y Ciencias de la Música. Puede decirse entonces que es, sin dudarlo, el alma mater del grupo, "Los Guajes de la Marina".

"Fue en uno de esos momentos de inspiración que una tiene, en el verano de 2009, ante la constatación de la variedad de estudios musicales que tenían en el ámbito más cercano a los tres pueblos parroquiales, Puertas, Riegu y Vidiago. Se me ocurrió que estaría muy bien juntarlos a todos y que cada cual tocase su instrumento, simplemente para pasar juntos un buen rato. Por supuesto que no tardó casi nada en surgir la idea de hacer un grupo, con la premura que se tiene para hacer reales las ilusiones."

Gabino Antuña Ortiz-Noriega, aunque con raíces familiares maternas en el pueblo de Riegu, es de Llangréu y estudia el Grado Medio de Violín por el Conservatorio de Sama.

Julen Gutiérrez Montoya, tiene ascendencia y veranea en Vidiago. Estudió 3º del Grado Medio de Música en el Centro de Estudios Secundarios y Artísticos, "Oriol Martorell" , de Saxo.

Marina Aneiros Gayol, viene desde Avilés donde reside y estudia el Grado profesional de Violín en el Conservatorio de Oviedo.

Sara Tovar Sánchez, también de Avilés, tiene el título en Viola del Grado Medio por el Coservatorio avilesino.

Ainhoa Longo Pérez es de Riegu, adquirió estudios musicales de Solfeo y Piano de la Escuela de Música de Llanes, y del Conservatorio de Sama; también de Acordeón diatónico de la Escuela de Música de Llanes. Toca el teclado.

Elisa González González es de Puertas y tiene los cuatro cursos iniciales de Solfeo y siete de Piano por la Escuela de Música de Llanes, toca también el teclado y hace los efectos especiales.

En la mesa, elemento imprescindible, pone todo su conocimiento, el padre de una de sus integrantes, Elías Aneiros, para lograr una calidad de sonido más que aceptable.

Es justo explicar para los lectores que no lo sepan que, sin restar importancia al interés de las familias por que sus hijos se metiesen en el mundillo de la música, hubo otros imponderables que no debemos dejar de lado. De una parte, la Casa de la Música, donde los profesores a ella adscritos enseñan distintos instrumentos y la base tan importante que adquieren en el lenguaje musical a lo largo de los cursos académicos. De otra, no menos importante, el surgimiento en Porrúa del fenómeno musical "Llacín" que tantos músicos dio en su trayectoria no sólo de gaita y percusión, sino también de violín y de acordeón especialmente que llevó a distintos lugares en sus clases itinerantes.

A todos los que pudo concentrar Victoria les unía la inquietud de tocar el instrumento que estaban estudiando durante el curso en las diferentes escuelas de música. El reto a medio plazo fue coordinar todos los instrumentos. Un día, en los locales de la Biblioteca de las Escuelas en Riegu, se dieron cita la cuerda, el viento y la percusión: dos pianos, un acordeón, un saxo, dos violines, una guitarra y un bajo, no descartó en un principio el tambor. Todos acompañados por el chelo tendría que sonar bien. En ese mismo verano hicieron la primera actuación en las Escuelas de Vidiago, cuya biblioteca no daba más espacio para albergar al numeroso público que acudió al bautismo del grupo para el que aún no se le había pensado nombre.

Qué mejor arranque para un grupo de este formato que llevar al pequeño, pero excelso público, los temas de las bandas sonoras de las películas de Disney. Un éxito total tuvo en la primera función que no hubo más remedio que repetir sesión para conformar a tantos niños y niñas que no pudieron entrar en la primera. Y es que los mayores, acompañanates o no de los niños, ocupamos sibilinamente el pequeño espacio del salón de eventos del Casino de Llanes.

Ese inicial éxito hizo que en el verano de 2010 el grupo, ya consolidado y con el nombre que le daría cuerpo, ampliase los escenarios donde actuaría, ya no sólo en Riegu, en el magnífico edificio del Casino, y en el entorno de la Casa de Cultura de Llanes sino también en la Plaza de Colombres y en la bolera de Purón ante un pequeño, pero entrañable público, con los temas de los "Beatles", "Abba" y Bandas sonoras de películas. En Pendueles, por San Acisclo, amenizaron el magüestu de la bolera. En todos ellos mantuvieron al público atrapado con el ambiente que crea su música.

En este verano de 2011, fueron a Purón, a la bolera de Puertas, a Colombres y a Llanes. Tienen previsto actuar el 18 de agosto en Colombres, acompañando al Certamen de Cortometrajes y en otros eventos aún sin determinar en el mes de septiembre. No descartan la posiblididad de llevar su música a otros lugares donde se les requiera su actuación.

La falta de recursos económicos, es la traba mayor, pues dependen de la generosidad de profesionales que les prestan el equipo, como Ramón de "Sonido Directo", Celín del grupo "Sentencia" y Pedro Morán del bar "Casa Güelu" de Llanes.

Quizás con el tiempo y con las actuaciones que tengan a partir de ahora, puedan llegar a emanciparse, más por la responsabilidad de llevar material prestado, que por el hecho de pedirlos a quienes de tan buena gana se los dejan. Ser autosuficientes sería también una forma de avanzar positivamente como grupo.

Tuvieron desde el primer momento el apoyo de la Concejalía de Cultura y la de Higinio del Río, director de la casa Cultura, que se volcó con ellos en casi todas sus pretensiones en cuanto a locales, si bien desde el punto de vista crematístico no alcanzaron los mínimos esperados. Será por la crisis.

Los títulos de crédito estarían incompletos si no se mencionara la colaboración prestada por la "Asociación Cívico Cultural y Deportiva "La Marina" de Vidiago, y en la persona de su presidenta, Gloria Cueli Noriega quien nos brindó todo su apoyo incondicional y nos ayudó a conseguir todo lo que necesitamos.

De los nueve componentes, uno vive en Barcelona y ocho en Asturias, y de éstos, uno es de Llangréu, dos de Avilés y los cinco restantes son del propio concejo llanisco. Esto conlleva la imposibilidad de encontrarse a lo largo del año para ensayar, por lo que queda restringida, como grupo completo, tanto ensayos como actuaciones a los períodos de vacaciones.

Cuentan con el aliento que les da el público a quien tratan de llegar y llenar, fin último de cualquier modalidad del arte.

Con las ganas de trabajar y el amor que ponen en la música, saldrán adelante. Es un espectáculo digno de ver.